Los niños disfrutan con la presencia de los bujacos en las calles. / L.C.G.

21 parejas de bujacos roban las sonrisas de los casareños por las calles

Hoy ha comenzado el IV Concurso de bujacos que pretende amenizar los días previos al Carnaval con la presencia de estos característicos muñecos

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

El IV Concurso de bujacos ha comenzado hoy en Casar de Cáceres. Esta mañana han salido a la calle las 21 parejas de estos populares muñecos que permanecerán expuestos por las calles de la localidad hasta el próximo viernes. La cifra de participación es similar a la del año 2020, que acogió a 22 parejas en las calles.

Desde el pasado lunes la presencia de algunos de ellos han sido la comidilla. Todos arrancan sonrisas a quienes se paran ante ellos para observarlos. Si te topas con ellos desde el coche, es inevitable fijarse en los muñecos que llaman la atención desde cualquier lugar. «Algún coche se choca mientras mira los bujacos», ironizaba esta mañana un vecino. Ciertamente es mejor disfrutarlos a pie, y ver así cada detalle y escenario en el que están situados.

La Universidad Popular ofrece un mapa con su ubicación, para facilitar que quienes quieran verlos puedan realizar el recorrido. Se pueden ver en el Paseo de Extremadura, Ejido de Abajo, plaza del Ayuntamiento, ermita de Santiago, calles Monfragüe, El Cura, Sanguino, Las Eras, Ronda de la Charca, oficina de Turismo, centro de día, escuela Zarapico y colegio León Leal Ramos, así como en el Barrionuevo Alto y Bajo.

Renatao y Filomena ubicados en la calle Monfragüe. / L.C.G.

Un jurado valorará la originalidad, elaboración y temática de los bujacos. Los hay de diferentes tamaños, formas y estilos. Desde niños, pasando por adultos y personas más longevas. Aunque muchos permanecen sentados, los hay que lucen sobre bicicletas, patinetes o pequeñas motos. Sólo habrá un premio, dotado con 100 euros, para la mejor pareja. El resto serán compensados con 50 euros.

Pareja de bujacos ubicados en las proximidades del colegio. / L.C.G.

Hoy Javier Barrantes, trabajador del servicio de limpieza Conyser, ha tenido una jornada más especial. Además de con los muchos vecinos con los que se ha topado por las calles mientras barría, ha contado con la presencia de los bujacos. «Están todos genial», ha expresado. Como muchos viandantes, no se ha podido resistir a sacar el móvil y hacerle fotos. Lo mismo ha hecho esta mañana Mari Juli Pérez, mientras paseaba y repartía periódicos.

Niños bujacos aguardan la llegada de su primer Carnaval en el Paseo de Extremadura. / L.C.G.

Y como ellos, han sido muchos los casareños que han recibido con alegría a los populares bujacos casareños. Con ellos se anuncia un año más la llegada del Carnaval casareño, que se celebrará entre el 25 de febrero y el 1 de marzo.

Recuerden que tienen hasta el viernes para saludarlos y disfrutar de su presencia. Estos días caminar por la localidad es mucho más divertido.