Borrar
Uno de los momentos de la sesión plenaria del pasado 27 de octubre. L.C.G.
El equipo de gobierno justifica a los casareños su frase «no hay dinero» y asegura que en el remanente de tesorería quedan 14.000 euros

El equipo de gobierno justifica a los casareños su frase «no hay dinero» y asegura que en el remanente de tesorería quedan 14.000 euros

La alcaldesa Marta Jordán informó sobre la contención del gasto llevada a cabo tras un informe realizado por técnicos administrativos municipales

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Sábado, 4 de noviembre 2023, 10:09

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La alcaldesa Marta Jordán justificó en el pleno celebrado el pasado 27 de octubre la insistencia de su partido cuando manifiesta públicamente a los casareños que «no hay dinero» en las arcas municipales. La regidora aclaró que, hasta esa fecha, en el remanente de tesorería había alrededor de 14.000 euros.

En la pasada legislatura el remanente llegó a superar la cantidad de 1,2 millones de euros. Según Jordán, con el compromiso de transparencia que el nuevo equipo de gobierno prometió a los casareños, solicitaron un informe técnico a los administrativos municipales. «Se ha comprobado que el anterior equipo de gobierno pagaba todo con remanente de tesorería, incluidos los sueldos municipales o facturas de luz», dijo.

La regidora casareña aclara que las inversiones contempladas en los presupuestos «no han sido reales y no han llegado a las arcas municipales, como por ejemplo la licencia de obras del parque acuático o del hotel rural del Pantano Viejo». Por este motivo, el nuevo equipo de gobierno se ha visto en la obligación de hacer una estricta contención del gasto desde su llegada al Ayuntamiento el pasado mes de junio. «El gasto ha sido mayor que lo permitido en 586.943 euros», cifró Jordán.

«El actual equipo de gobierno decía que no había dinero porque los técnicos municipales nos decían que si hacíamos más gastos no se podrían pagar las nóminas de diciembre, y hemos hecho una contención del gasto para poder hacer la liquidación de diciembre», explicó. La regidora reconoce no saber cómo se va a cerrar el presente ejercicio municipal.

En la sesión plenaria se informó que «gran parte de los gastos corrientes son estructurales, y no se cumple con la regla de gasto, al gastar más «de lo permitido». Esos gastos corrientes rondan los 800.000 euros, de los cuales 471.000 son el coste anual destinado al servicio de recogida, limpieza y tratamiento de residuos. «Es algo que hay que estudiar, lo que se destina a este servicio en un pueblo con un presupuesto de cinco millones de euros anuales es descomunal», indicó la regidora. Además, se han destinado 267.000 euros al Programa Colaborativo Municipal para emplear a personas en los servicios municipales. «Sólo nos han concedido 91.373 euros de subvenciones», destaca a Hoy Casar. Eso ha obligado a reducir también los puestos de trabajo de los técnicos de la Universidad Popular y de la Oficina de Turismo.

En su turno de ruegos y preguntas, el portavoz de la oposición, Rafael Pacheco, solicitó debatir en pleno este asunto y conocer «qué es lo que pasa en el Ayuntamiento actualmente». Según dijo sobre el destino que se le ha dado al remanente de tesorería, «para tener el dinero en el banco que no rentaba, lo invertimos en servicios para que lo disfrutaran los ciudadanos». Parte de ese remanente también se ha destinado a la construcción de la residencia de mayores.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios