Los patronos pasarán por las calles que llevan su nombre el 26 de enero a su llegada a la localidad

La venta de roscas bendecidas será el 28 de enero y la romería el 5 de febrero

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

Los patronos casareños llegarán a la localidad el 26 de enero para la festividad de San Blas, que se celebra el 3 de febrero, y su tradicional novenario.

Los Santos realizarán un recorrido diferente al habitual. En esta ocasión la hermandad ha organizado el recibimiento en la calle San Blas, a las 18.30 horas. Hasta allí serán trasladados desde su ermita en un furgón. Posteriormente se realizará una procesión con las imágenes hasta la parroquia, pasando por las calles San Blas, San Benito, Sanguino e Iglesia. En esas vías residen vecinos mayores, que podrán ver pasar a los santos desde las puertas de sus casas.

Además, estos días los integrantes de la hermandad realizan las labores de pintura y limpieza en la ermita para la celebración de la romería del próximo 5 de febrero. «Se ha puesto un zócalo en el porche interior para evitar las humedades», explican.

Igualmente se están encargando de elaborar dulces y pirulís que se venderán junto a las roscas de San Blas el próximo 28 de enero, a partir de las 9.30 horas en los mismos puntos de venta que en años anteriores. Ese mismo día los padrinos y madrinas podrán comprar los cordones bendecidos para sus ahijados. Se pondrán a la venta también las papeletas para el sorteo de dos borregos.