En el vaso grande se calcula que podrán bañarse unas 140 personas al mismo tiempo. L.C.G.

La piscina municipal abrirá el 1 de julio con control de aforo y en dos turnos

Los usuarios podrán reservar el turno de baño a través de una aplicación móvil

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

La piscina municipal abrirá sus puertas el próximo 1 de julio. De forma excepcional lo hará con 15 días de retraso, y con restricciones de aforo. El Ayuntamiento establecerá dos turnos para el acceso, uno de 12.00 a 16.00 horas y el segundo de 17.00 a 21.00 horas.

Habrá una hora intermedia, de cuatro a cinco de la tarde, que permanecerá cerrada al público para realizar las labores de limpieza y desinfección exigidas por Sanidad.

Los usuarios podrán reservar el turno a través de una aplicación móvil que se creará para el control del aforo. Podrán acceder en cada turno unas 500 personas, según indican desde el Consistorio. En el vaso de la piscina grande podrán estar alrededor de 140 bañistas, en la mediana unos 40, y en la pequeña 15 niños. Los socorristas serán también los encargados de comprobar que las distancias de seguridad entre personas se cumplen según lo establecido.

En función de la demanda diaria se podrá acceder a la piscina incluso dos veces al día. «Si hay espacio de sobra se flexibilizarán las entradas, todo va a depender de las reservas diarias», detalla el alcalde, Rafael Pacheco. Estos días se decidirá, junto con la responsable farmacéutica, otras cuestiones como el acceso a las instalaciones. La idea es evitar que los usuarios pasen, como en años anteriores por las zonas de vestuarios, y lo hagan directamente al recinto. Lo que sí queda prohibido es el uso de las duchas.

Otro aspecto, aún por concretar, será la distribución de los espacios en el césped. «Habrá que ver si se limitan los espacios para que se respeten las distancias», sostiene Pacheco. El merendero se podrá usar, aunque también tendrá su aforo limitado.

Además, el protocolo de la Junta de Extremadura marca unas exigencias para cumplir con la desinfección y niveles de pH del agua.

En relación al precio de los abonos, el Ayuntamiento mantendrá los mismos que el pasado año. Se prevé que puedan comenzar a realizarse a partir del 29 de junio. Se fomentará el uso del pago con tarjeta para evitar el contacto con el dinero.

El proceso de selección de las 10 personas que se contratarán para esta temporada aún continúa.