La plaza de España se queda pequeña en la jornada de atracciones hinchables

La fiesta de la espuma ha tenido lugar en la calle Larga a partir de las dos de la tarde y los usuarios del centro de día han disfrutado con una actuación de Perséfone Teatro

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

Las fiestas del Ramo traen la diversión a la localidad para personas de todas las edades. Esta mañana les ha tocado el turno a los más pequeños, que durante dos horas han podido disfrutar, de forma gratuita, de cuatro hinchables instalados en la plaza de España.

La zona se ha quedado pequeña ante la gran asistencia de niños y familiares que no han querido perder la oportunidad de disfrutar de una mañana diferente. «Hay muy poco espacio y resulta agobiante, deberían haberlo puesto en otro lugar con más espacio como la plaza de Sancho IV o a lo largo de toda la calle», ha manifestado algunos de los los padres. Los hinchables han ocupado gran parte de la plaza.

A escasos metros de la plaza, en la calle Larga Baja, estaba todo listo para la fiesta de la espuma que ha comenzado a partir de las dos de la tarde. Decenas de niños y adolescentes se han concentrado en ese lugar para disfrutar de otra actividad que ya es tradicional de las fiestas.

Fiesta de la espuma de este mediodía en la calle Larga Baja. / L.C.G.

Esta noche será el turno del pasacalle de peñas a partir de las 23.00 horas, desde la plaza de Sancho IV hasta la plaza del Ayuntamiento. Allí tendrá lugar el pregón de fiestas y la verbena, mientras que en Santiago se organizará a partir de las dos de la madrugada una disco móvil.

En el hogar del pensionista integrantes del grupo Perséfone Teatro y otras acompañantes han hecho pasar un buen rato a los mayores de la localidad, a los que han deleitado con una retahíla de cantes.