La Policía Local recibe formación en el uso del desfibrilador

Un agente aprende el correcto uso del desfibrilador con un muñeco de entrenamiento. /P.L.
Un agente aprende el correcto uso del desfibrilador con un muñeco de entrenamiento. / P.L.

El aparato permanecerá en el coche patrulla para posibles casos de emergencia

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

El pasado mes de septiembre la Diputación de Cáceres dotó de un desfibrilador portátil a la Policía Local gracias a su campaña 'De Corazón'. En total se repartieron 227 aparatos por toda la provincia que ayudarán en situaciones de emergencia, y con los que se podrá realizar la reanimación cardiopulmonar de forma inmediata.

Con este reparto el objetivo era mantener una provincia más cardioprotegida, y así prevenir y erradicar la muerte súbita. El Ayuntamiento casareño ya contaba con un desfibrilador en las instalaciones deportivas, al que se suma este nuevo, que ya podrá manejar también cualquier agente de la Policía Local.

Toda la plantilla ha recibido formación sobre su manejo a través de un curso práctico realizado en Arroyo de la Luz, en el que se les ha explicado cómo identificar una posible amenaza de parada cardiorespiratoria, así como la correcta utilización del desfibrilador externo y semiautomático para realizar la resucitación cardiopulmonar (RCP). «La formación recibida puede ser determinante a la hora de salvar vidas de aquellas personas que entren en parada cardiorespiratoria pues la premura con la que se atienda a la víctima puede ser determinante», puntualizan desde la Policía. La Junta de Extremadura será quien acredite a los agentes en el uso del desfibrilador tras la impartición del curso. El aparato permanecerá en el coche patrulla.

Con la llegada del primer aparato también se dio formación a distintos trabajadores municipales. De esta forma se amplía el dispositivo de prevención, con más personas formadas y más aparatos disponibles para los vecinos casareños.