Reunión mantenida esta tarde entre los vecinos y responsables del Ayuntamiento en la casa de cultura. / L.C.G.

Preocupación en Las Malvinas por la plaga de palomas y estorninos

Los vecinos se han reunido hoy con el alcalde para buscar soluciones a esta problemática

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

Los vecinos de la barriada de Las Malvinas han decidido unirse para intentar dar una solución a la problemática que muchos de ellos padecen con la presencia de palomas en sus viviendas.

No es la única queja que han planteado hoy al alcalde, Rafael Pacheco, y al concejal de Urbanismo, Julián Tovar. Los vecinos les han mostrado el estado de «abandono» en el que se encuentra la plaza, y se han quejado por la plaga de estorninos que la invade desde hace algo más de un año.

Sara Caballero presumía, tiempo atrás, de vivir en una plaza rodeada de palmeras, y libre de pájaros. Ahora se lamenta por tener que convivir con la plaga de pájaros que invaden la zona. Pero particularmente lo que más le preocupa son las palomas que anidan en su tejado, y que están provocando serios daños en su vivienda. «Es una situación complicada, cada mes quitamos un nido con huevos, en alguna ocasión ha salido del canalón algún pichón, tenemos goteras en casa y es imposible vivir así», cuenta.

Como ella, varios vecinos más padecen a diario la presencia de las palomas, que además de generar suciedad provocan malos olores y ruido constante. Por eso decidieron unirse y firmar un documento para trasladar al Ayuntamiento el problema. En total se recogieron 72 firmas, y hoy han mantenido la primera reunión.

Desde el Ayuntamiento proponen espantar a las aves de esta zona, esterilizar el pienso, y solicitar nuevos permisos para que los cazadores puedan disparar fuera del casco urbano. «La única solución es matarlas, está todo invadido y nos causan muchos desperfectos, antes nunca teníamos este problema», han expresado otros vecinos.

El alcalde ha reconocido que los estorninos se han ido desplazando desde el Paseo de Extremadura a otras zonas, y que la intención es intentar que acaben en la zona de La Charca.

Los vecinos han expresado que «hacemos todo lo que está en nuestras manos, porque tenemos que limpiar toda la suciedad de los canalones y tejados para evitar que se atasquen, pero es incontrolable porque cada dos por tres tenemos que limpiar«.

Aprovechando la oportunidad de este encuentro, los vecinos han hecho saber al Ayuntamiento la necesidad de arreglar algunas baldosas y adecentar los arbustos y zonas ajardinadas de esta plaza.