El PSOE vota a favor de contratar la 2ª fase de las obras de la residencia y el PP lo hace en contra por la insuficiencia de crédito

Serán necesarios otros dos millones de euros, y habrá que recurrir a la solicitud de un préstamo a 15 años

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

El pleno del Ayuntamiento ha aprobado esta noche varios puntos para sacar adelante la contratación de la segunda fase de obras de la residencia de mayores. El Ayuntamiento tendrá que recurrir a un préstamo a largo plazo, durante 15 años, para disponer de los dos millones de euros que faltan para la ejecución del proyecto. En total se invertirán 4,6 millones de euros.

La aprobación del primer punto ha sido el relativo al expediente y pliegos para que las entidades financieras puedan presentar condiciones al Ayuntamiento para la adquisición del préstamo. Se ha aprobado con los votos a favor de los socialistas y en contra de los populares por las dudas que les genera el expediente.

Sobre este asunto el portavoz del Partido Popular, José Lorenzo Rocha, ha expresado que «es la decisión política más relevante de las que se haya tomado durante años porque compromete la situación financiera de la localidad para muchas legislaturas».

Sobre este punto el alcalde, Rafael Pacheco, ha manifestado que del total del presupuesto que será necesario para la construcción de la residencia, tres millones procederán de fondos municipales y de otras administraciones. «Es un esfuerzo colectivo no sólo del Ayuntamiento sino de la población porque en vez de ver cómo se renuevan calles vamos a destinar el dinero a ese proyecto», ha dicho.

Además, el regidor casareño ha recordado que el Ayuntamiento ha mantenido hasta ahora deuda cero. «Va a ser una obra de futuro y deben ser las generaciones futuras las que también paguen parte de esas infraestructuras, es un esfuerzo solidario e intergeneracional», ha matizado.

Levantamiento del reparo suspensivo

El segundo punto que se ha llevado a pleno ha sido el del reparo suspensivo, presentado ante las discrepancias existentes entre la secretaria interventora y el alcalde sobre dicho expediente, y que está motivado por la insuficiencia de crédito.

Durante la sesión plenaria el alcalde ha aclarado que los 4.035.000 euros necesarios para la segunda fase se emplearán entre lo que queda de año y el 2023. «Si se contratan las obras en el próximo mes y medio es posible que sólo se ejecute un mes y medio de obras, y para eso ya está consignado el dinero», ha precisado. Concretamente se ha referido a los 317.000 procedentes del Plan Activa y a otros 300.000 del convenio con la Diputación. «Los otros dos millones no están materializados pero se gastarían el próximo año», apostilló.

Con los votos a favor de los concejales socialistas y los cinco en contra del Partido Popular el pleno ha aprobado el levantamiento del reparo suspensivo, con el que se puede dar continuidad al procedimiento de contratación de las obras.

Por el momento se está a la espera de que el Ministerio de Hacienda resuelva de forma satisfactoria el informe de sostenibilidad financiera para este proyecto, y que ha sido realizado por una empresa externa. «Es el último paso para hacer de este objetivo una realidad, sabemos que hay cuestiones que hay que asumir porque a nadie le gusta tener deudas pero es la decisión que hemos tomado el equipo de gobierno», ha aclarado Pacheco.

Sobre esta aprobación, el portavoz popular ha criticado que se vaya a acometer una acción política sin recibir la respuesta de los informes de sostenibilidad financiera que debe aprobar tanto la Junta de Extremadura como el Ministerio de Hacienda. Además, Rocha ha tachado de «barbaridad» la decisión del equipo de gobierno ya que ha manifestado podrían «ser imputados porque es algo que va contra la ley». Así se ha referido al artículo 39 de la Ley de contratos del sector público que dispone que serán nulos de pleno derecho aquellos contratos celebrados por poderes adjudicadores en los que medie, entre otras causas, carencia o insuficiencia de crédito.

Tras el levantamiento del reparo ha quedado aprobado el expediente y pliegos para la contratación de la empresa que ejecutará la segunda fase de las obras, con una duración prevista, según el arquitecto del proyecto, de siete meses.