Rafael Pacheco finaliza su mandato como presidente de la Mancomunidad Tajo-Salor

Asamblea celebrada ayer en Arroyo de la Luz. /MANCOMUNIDAD
Asamblea celebrada ayer en Arroyo de la Luz. / MANCOMUNIDAD

La nueva presidenta es la concejala socialista de Brozas, Milagrosa Hurtado Marcos

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

Rafael Pacheco no continuará como presidente de la Mancomunidad Tajo-Salor. Tras cuatro años en el cargo, el alcalde casareño cede el testigo a la concejala socialista del Ayuntamiento de Brozas, Milagrosa Hurtado Marcos, elegida por mayoría absoluta.

Ayer se celebró el pleno extraordinario en el que se constituyó la Asamblea para gestionar la Mancomunidad por un nuevo periodo de cuatro años. El encuentro tuvo lugar en la sede de la institución en Arroyo de la Luz, en presencia de los representantes de los 15 municipios integrantes de los pueblos mancomunados, que prometieron y juraron sus cargos como vocales.

Antes de celebrarse este encuentro tuvo lugar el último pleno presidido por el alcalde casareño, Rafael Pacheco, que quiso agradecer públicamente «el trabajo del personal de la Mancomunidad que durante estos años ha trabajado para que esta institución sea un referente en políticas como formación y empleo, igualdad, servicios sociales y otros ámbitos».

También tuvo palabras de elogio para los representantes de los ayuntamientos que han confiado en él durante los últimos cuatro años, así como para la nueva presidenta, a la que le desea «los mejores éxitos».

Según explica Pacheco, «han sido años duros en los que los fondos económicos en algunas ocasiones no permitieron la ampliación de servicios a pesar de algunos discursos sobre el papel necesario de las Mancomunidades en el desarrollo rural». Sin embargo, destaca que hubo algunas excepciones «como Vivienda y Empleo que permitieron generar nuevas iniciativas».

El primer edil casareño continuará durante esta legislatura como representante de Casar de Cáceres en la Mancomunidad.