La imagen tras ser restaurada con nuevos colores. / CEDIDA

Regresa a su ermita la imagen de Santiago Matamoros recién restaurada

La Hermandad del Santo lo mandó al taller a principios de agosto y se ha hecho una reparación completa

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

Tras algo más de un mes en el taller de restauración, la imagen de Santiago Matamoros regresó ayer completamente restaurada a su ermita.

La Hermandad de Santiago envió a principios de agosto la talla de madera a la restauradora del taller Gótico de Cáceres, la misma que se encargó de la mejora de San Benito y San Blas, así como de San José.

Según destacan, hacía más de 20 años que la talla no se movía del retablo. «Se ha retirado la pintura existente que no eran las acordes a la imagen del Santo para dar las correctas, se ha aplicado un tratamiento a la madera y se han unidos las piezas que integran la imagen, que se han encolado y enrasado», explican. Además se han inyectado productos para evitar que la carcoma pueda dañar la talla en un futuro.

Imagen de cómo estaba antes. / cedida

La restauración ha sido posible gracias a las aportaciones de los devotos, y la colaboración con un donativo de la Cofradía de la Vera Cruz.

La imagen contará con un nuevo soporte en el retablo, que permitirá que se luzca más sobre el mismo. Podrá visitarse, como siempre, en horario de tarde.

Casareños colaborando con el traslado de la imagen hasta su retablo. CEDIDA

Desde la Hermandad también agradecen la colaboración prestada por varios casareños que se han involucrado en la retirada y colocación del Santo en su retablo. «La imagen pesa mucho y ha sido necesaria la ayuda de varios hombres y se lo agradecemos mucho», precisan.