Familias participantes en la visita cultural de hoy. / L.C.G.

Socios de la Ampa disfrutan de un viaje a Alburquerque

El colectivo ha organizado esta primera excursión del curso escolar, tras tres años sin hacerlo

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

La Asociación de Madres y Padres de Alumnos de Casar de Cáceres ha organizado hoy un viaje a la localidad pacense de Alburquerque tras tres años sin organizar una excursión por la situación sanitaria.

Alrededor de 70 familias asociadas han participado en esta actividad, en la que han podido conocer el Castillo de Luna (siglos XIII al XV), una fortificación medieval que se encuentra en la denominada Villa Adentro de Alburquerque.

Los niños casareños se han convertido en pequeños guerreros. Un guía ha contado a las familias la forma en la que los enemigos se acercaban hasta el castillo para conquistarlo y las dificultades para acceder a él. Incluso les ha dotado con espadas de madera para mostrarles los distintos movimientos para la lucha, como la cola de dragón o el ataque del avestruz. También han accedido a la mazmorra del castillo.

Los niños casareños aprenden algunas técnicas para el combate. / L.C.G.

Los participantes en esta actividad han mostrado su satisfacción por la organización de esta actividad cultural. La Ampa organizará durante el curso tres salidas, una por trimestre, con el fin de que las familias compartan tiempo y aprendan juntos.

Entrada al castillo de Alburquerque, fortificación de la época medieval. / L.C.G.

Padres e hijos, y algunos abuelos, han disfrutado de esta jornada de domingo, paseando también por el barrio medieval de la localidad y conociendo la arquitectura característica de la zona. También han visto algunas de las pinturas rupestres que alberga este municipio.